Otoplastia

La otoplastia es un procedimiento quirúrgico que corrige las anomalías del oído externo y es uno de los procedimientos más comunes en cirugía estética y correctiva.

El procedimiento puede ayudar con diversos tipos de deformidades del oído externo, que van desde anomalías que afectan a la forma de la oreja, a su posición anatómica o a ambas. Las orejas prominentes o asimétricas son un problema estético que puede ser causa de angustia psicológica en niños, adolescentes, pero también adultos.

La otoplastia se realiza sobre todo en la infancia, pero personas de todas las edades pueden someterse a esta intervención quirúrgica. El crecimiento y desarrollo del oído externo finaliza en torno a los 5 años, edad a partir de la cual es posible corregirlo quirúrgicamente. La otoplastia ayuda a disminuir la prominencia de las orejas, a mejorar su forma y, por tanto, a aliviar la carga psicológica.

La otoplastia es una intervención que suele realizarse bajo anestesia general, y la mayoría de los pacientes abandonan el hospital el mismo día de la cirugía. La recuperación tras la intervención es rápida, la tasa de complicaciones es baja y la mejora de la forma y posición de la oreja suele durar toda la vida.