ACERCA DE
Nuestra filosofía

En ANDSURGEONS, nuestras excelentes credenciales, conocimientos, habilidades técnicas y experiencia son evidentes. Lo que nos diferencia es nuestro compromiso inquebrantable de mejorar su situación y nuestro propio rendimiento.

Nuestro compromiso se basa en los tres principios siguientes:

Centrarse en el individuo

El buen médico trata la enfermedad; el gran médico trata al paciente».
(Dr. William Osler, médico)

Con la introducción de la sanidad pública, la medicina ha pasado gradualmente de centrarse en el individuo a hacerlo en los tipos de enfermedad. Esto queda patente en las numerosas directrices, protocolos y equipos multidisciplinares que asignan a los pacientes en grupos según su tipo de enfermedad y dictan su tratamiento clínico basándose en pruebas científicas generadas para el paciente medio del grupo concreto.

Aunque valoramos la homogeneización de la variabilidad de los resultados de los tratamientos en las distintas jurisdicciones médicas que ha aportado este enfoque, también reconocemos que ha creado un enfoque único para todos, con escasa apreciación de las características únicas de cada paciente, su posible condición atípica dentro de su grupo de enfermedades y el momento óptimo (listas de espera) y la continuidad de la atención dentro de la relación médico-paciente. Es precisamente esta combinación de factores la que pretendemos devolver a la atención médica en ANDSURGEONS.

Así es como el concepto de atención individual se refleja en nuestra práctica:

Confianza La confianza es un elemento crítico en toda relación, pero es fundamental en la interacción entre médico y paciente. Cuando hay confianza mutua, ambas partes se sienten seguras siendo abiertas y honestas, se comparte más información y este mayor conocimiento se traduce en mejores planes de tratamiento y resultados. Como paciente, compartir fácilmente todos los detalles sobre su problema médico desde un lugar de confianza, ayudará a su médico a llegar mejor al núcleo de su problema. Como médico, ser capaz de sincerarse sobre sus puntos fuertes y sus limitaciones ayuda a encontrar el mejor plan de tratamiento.

Empatíasomos una empresa familiar, lo que significa que comprendemos lo que es importante para las familias y cada uno de sus miembros. Si es importante para nosotros como padres, debe serlo para ti, y si es importante para nuestros hijos, debe serlo para los tuyos. Centrarnos en el individuo nos ayuda a actuar sin prejuicios, con gran aprecio por las distintas formas de vida que aportan variedad, color y fuerza a nuestras comunidades.

AccesibilidadNuestra consulta permite a nuestros pacientes elegir la fecha, hora y forma de la cita que prefieran. Además de las citas presenciales, ofrecemos citas por correo electrónico, teléfono o videollamada de gran eficacia siempre que sea oportuno. También ofrecemos visitas a domicilio para pacientes que no pueden acudir a la clínica. Nos aseguramos de que nuestros pacientes puedan ponerse en contacto con nosotros fuera del horario laboral, incluidas las tardes y los fines de semana.

Continuidad de la atenciónTrabajamos con un pequeño equipo de profesionales que se conocen muy bien. Esto significa que no es probable que nuestros pacientes tengan que cambiar de médico en ningún momento de su estancia con nosotros. Le atenderá el mismo médico durante toda su trayectoria, lo que le ayudará a conocer a su médico y a establecer gradualmente una relación basada en la confianza. La continuidad de la atención, al ver a la misma persona en cada consulta, evita malentendidos, errores y pérdidas de información. Todas las consultas y procedimientos médicos los realizamos personalmente. No trabajamos con becarios ni médicos que no figuren en nuestro sitio web. Generar confianza a través de la continuidad asistencial no sólo incluye a nuestro equipo médico, sino a todo nuestro personal. También conocerá a nuestros auxiliares y enfermeros y confiará en ellos para que le ayuden con todas las cuestiones paramédicas, citas y asuntos administrativos.

Líneas de comunicación cortasTrabajar con un equipo reducido nos permite comunicarnos y coordinar la atención con eficacia. Nuestro equipo está en contacto directo y fácil entre sí. Esto significa que nuestros asistentes son capaces de transmitir las comunicaciones a los profesionales adecuados con rapidez, lo que garantiza que puede confiar en que cualquier mensaje o pregunta que tenga llegará a la persona adecuada en el momento oportuno.

Contacto personalConfiamos a nuestros pacientes nuestros datos de contacto profesionales, para que puedan localizarnos en cualquier momento en caso de urgencia. Nuestros pacientes pueden confiar en nuestra disponibilidad cuando la necesiten, y nosotros confiamos en que nuestros pacientes utilicen este servicio discrecionalmente.

 

Un enfoque más amplio de su problema de salud

A la hora de resolver problemas, cava en las raíces en lugar de cortar las hojas».
(Anthony J. d’Angelo, autor)

Cuando se trata de problemas de salud, es importante distinguir las causas primarias de los desencadenantes secundarios. Un desencadenante es un factor que inicia un proceso de enfermedad para el que ya podemos estar preparados por una causa subyacente. Por ejemplo, un accidente puede desencadenar una fractura ósea, pero la causa raíz de la fractura puede ser una deficiencia dietética que hace que el hueso sea más frágil. Si no distinguimos los factores desencadenantes de las causas profundas, corremos el riesgo de situar erróneamente el origen de un problema de salud, lo que puede perjudicar el tratamiento óptimo y la prevención futura. Un enfoque amplio es especialmente importante en la región de la cabeza y el cuello, donde los problemas suelen deberse a causas profundas en otras partes del cuerpo o en el entorno del paciente.

Así es como verá reflejado este compromiso en nuestra práctica:

Atención al detalle y tiempos de cita suficientes – Durante la consulta, nos esforzamos por incluir todos los aspectos relevantes de la vida que no siempre reciben la atención que merecen, como la sensación general de bienestar, el estado de ánimo, las circunstancias laborales y la situación familiar, pero también el estilo de vida, incluida la dieta, el patrón de ejercicio, el ritmo de sueño, los factores estresantes diarios, etc. Nos acercamos a su historial médico como un detective – incluso las cosas que pueden parecer triviales, pueden ser de importancia para ayudar a ver el cuadro más grande. Además de experiencia, esto requiere tiempo y atención a los detalles, algo que nuestra clínica de admisión, la Clínica Omega Zeta, ofrece ampliamente gracias a la flexibilidad de sus plazos de consulta.

Un umbral bajo para las consultas con otros especialistas – Para llegar al fondo de su problema, no dudaremos en implicar a otros especialistas en su atención, en caso de que consideremos que su problema está (en parte) fuera de nuestra competencia. En la Clínica Omega Zeta, tenemos la suerte de contar con un equipo muy sólido de colegas de una amplia gama de especialidades, y si esto no es suficiente, estaremos encantados de proponer colegas de nuestra extensa red (inter)nacional. Un umbral bajo para las segundas opiniones aumenta las posibilidades de identificar el problema de fondo, aunque ello signifique que no podamos ser parte de la solución. Al mismo tiempo, nos ayudará a mejorar aprendiendo de los demás.

 

Fomento de la autonomía del paciente

Cada paciente lleva dentro a su propio médico» (Albert Schweitzer, médico y filósofo).

La capacidad de tomar nuestras propias decisiones nos da una sensación de control sobre nosotros mismos y sobre un mundo exterior a menudo impredecible. Esta sensación de control es importante para nuestra salud y bienestar, ya que reduce el estrés, lo que ayuda a reducir la inflamación, un importante desencadenante de enfermedades crónicas (1). Como los problemas de salud suelen aparecer de forma aleatoria e inesperada, tienden a instalar una sensación de caos. Como a menudo no entendemos el problema, sus causas, implicaciones y posibles soluciones, los problemas de salud reducen nuestra capacidad de decisión.

Esto, a su vez, disminuye nuestra capacidad para gestionar y controlar la situación adecuadamente. Cuando nos centramos en las circunstancias puede influencia, aunque sólo sea en pequeña medida, restauramos cierto orden en el caos. Por ejemplo, las infecciones recurrentes pueden parecer aleatorias y fuera de nuestro control. Sin embargo, una cosa que podemos controlar es lo que comemos. Al tomar las riendas de nuestra dieta, influimos positivamente en nuestros resultados a través de 1) optimizar nuestra salud de base mejorando nuestro estilo de vida, pero también 2) crear una sensación de control y una mentalidad optimista, con el fin de mejorar el bienestar y los beneficios para la salud asociados. Respetar y estimular la autonomía de nuestros pacientes y proporcionarles herramientas para que asuman el control de su trayectoria médica nos ayuda a lograr ese bucle de retroalimentación positiva para optimizar los resultados sanitarios.

Así es como verá reflejado en nuestra práctica nuestro interés por su autonomía:

Transparencia Al compartir la información abiertamente, capacitamos a nuestros pacientes para que participen en su trayectoria médica y comprendan el panorama general en el que estamos trabajando. Recibir toda la información que necesita le ayudará a tomar mejores decisiones y a sentirse más seguro al respecto.

Nuestros pacientes tienen acceso a sus historiales médicos y pueden añadir o aclarar información en ellos, así como acceder fácilmente a los resultados de las pruebas de laboratorio y de diagnóstico. Nuestras consultas incluyen una evaluación equilibrada de todos los riesgos y beneficios de las opciones de diagnóstico y tratamiento para poder compararlas con precisión.

Este proceso no sólo se guía por los puntos fuertes, sino también por las limitaciones de los conocimientos científicos y prácticos disponibles, con el fin de crear una solución a la medida de cada situación. En caso de que recomendemos cirugía u otros procedimientos invasivos, nuestro procedimiento de consentimiento informado abarca los mismos riesgos y beneficios, pero también alternativas al procedimiento propuesto.

También valoramos un periodo de «reflexión» después de la discusión, durante el cual puedes tomarte tiempo para reflexionar, hablarlo con tu familia y amigos y tomar tu propia decisión. Esto elimina la presión y ayuda a nuestros pacientes a tomar una decisión informada basada en la autonomía y no en la dependencia.

Educaciónuna cosa es que te den toda la información fácilmente y otra que la entiendas perfectamente. Es nuestra responsabilidad asegurarnos de que nuestros pacientes comprendan todos los aspectos de su enfermedad, para que se sientan comprometidos y adquieran una sensación de control sobre su trayectoria médica. Creemos, por ejemplo, que los pacientes deben conocer en profundidad el impacto que tienen en su salud, tanto en el presente como a largo plazo, las elecciones de un estilo de vida saludable.

Los estudios han demostrado que tendemos a olvidar aproximadamente la mitad de lo que se nos dice durante una consulta médica, debido a la sensación de estrés y ansiedad, a la terminología médica confusa y difícil, y al modo de comunicación (oral frente a escrita) (2). Reconocemos que el tiempo es crucial en cualquier proceso educativo. Como nuestras consultas tienen plazos flexibles, podemos dedicar el tiempo necesario a discutir cada detalle de su dolencia y responder a cualquier pregunta que pueda surgir.

Le ofrecemos material educativo en el formato que prefiera, ya sea un folleto, un vídeo o clases individuales. También compartimos nuestras cartas y notas clínicas con nuestros pacientes de forma digital, para ayudarles a revisar y comprender su propia información sanitaria en el momento que deseen.

Prevención frente a tratamiento A menudo se dice que los buenos cirujanos saben cómo para operar, mejores cuando para operar, y la mejor cuando no para operar. Por mucho que creamos en el tratamiento quirúrgico y estemos capacitados para proporcionarlo, creemos aún más en la prevención y el tratamiento conservador, siempre que sea adecuado.

Nuestros años de experiencia nos han enseñado que las intervenciones médicas no tienen precio en pacientes bien seleccionados, en los que el potencial de efectos secundarios es superior a los beneficios. Por eso recomendamos las intervenciones médicas sólo como último recurso, cuando se hayan probado todas las medidas preventivas y conservadoras. Centrarse en la prevención más que en el tratamiento también fomentará la autonomía al ayudar a nuestros pacientes a participar más activamente en la gestión de su problema médico.

Comentarios de los pacientesUtilizamos encuestas de atención centrada en el paciente tras los encuentros clínicos o episodios de atención. Nos ayudarán a entender qué ha ido bien o mal desde su punto de vista y nos permitirán mejorar nosotros mismos y, al hacerlo, mejorar su experiencia con nosotros.

Esperamos que nuestra filosofía le resulte atractiva. Pero por favor, no lo tome de nosotros, no dude en leer nuestros testimonios para ver lo que otros pacientes tenían que decir acerca de su experiencia con nosotros.

 

Referencias

  1. Avvenuti G, Baiardini I, Giardini A. El papel explicativo del optimismo en las enfermedades crónicas. Front Psychol. 2016 mar 2;7:295.

2. McGuire LC. Recordar lo que dijo el médico: organización y memoria de los adultos mayores para la información médica.
Exp Aging Res
1996;22: 403-28