ORL general

La región otorrinolaringológica constituye la columna vertebral de la región de la cabeza y el cuello. ¿Se ha preguntado alguna vez por qué el mismo especialista se ocupa del oído, la nariz y la garganta?

Esto se debe a que el oído, la nariz y la garganta forman parte del sistema respiratorio superior, están revestidos de la misma mucosa y están conectados anatómicamente. La nariz y la parte superior de la garganta son un continuo, y un tubo largo y estrecho, llamado trompa de Eustaquio, conecta el oído tanto con la nariz como con la garganta. Como los tres están tan intrincadamente conectados, juntos forman un ingenioso sistema equilibrado y funcional en circunstancias óptimas. El inconveniente es que una alteración en un órgano puede y suele causar un problema en el otro.

La zona otorrinolaringológica es una zona única de difícil acceso desde el exterior del cuerpo, ya que todos los órganos se encuentran dentro del cráneo. Por ello, la evaluación de la zona otorrinolaringológica requiere el ojo experto de un otorrinolaringólogo, que tiene la experiencia y el equipo especial para evaluar las estrechas aberturas de la cara y el cráneo que conducen a ella.