ORL pediátrico

Los niños no son adultos en miniatura. El tamaño de su cuerpo y las proporciones de su cráneo son completamente diferentes de los nuestros, al igual que la anatomía comparada de sus orejas, nariz y garganta.

Esto se refleja en los tipos específicos de problemas ORL que presentan los niños. Dado que la mayoría de los niños pasan la mayor parte del día en grupos más grandes (en la guardería o el colegio) o con sus hermanos, suelen tener un mayor riesgo de contraer infecciones (recurrentes) que los adultos, tanto más cuanto que su sistema inmunitario no está plenamente desarrollado hasta que tienen unos 8 años.

Los niños también tienen sus propias necesidades psicológicas específicas, algo que es importante tener en cuenta en la consulta. Para los niños pequeños, ser examinados físicamente puede suponer una amenaza, por lo que necesitan un enfoque sensible.

Los factores anteriores explican por qué los niños necesitan un otorrinolaringólogo pediátrico especializado, capaz de atender las necesidades específicas de los niños, que sea consciente de todas las consideraciones especiales relacionadas con los problemas otorrinolaringológicos de los niños y sus necesidades de comunicación, y que disponga del equipo adecuado para examinar sus oídos, orificios nasales y garganta extraestrechos.

La Dra. Karin Oomen es una otorrinolaringóloga pediátrica con amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de problemas infantiles, desde infecciones de oído hasta problemas respiratorios en recién nacidos. Sea cual sea el problema, intentaremos trabajar con usted y su hijo para encontrar una solución adaptada a sus necesidades. A continuación hemos enumerado 5 problemas otorrinolaringológicos pediátricos comunes (haga clic para obtener más información).