Extirpación y reconstrucción de pequeñas lesiones cutáneas faciales

Las lesiones cutáneas de la cara suelen extirparse por su impacto estético en la complexión facial, pero también puede recomendarse la extirpación quirúrgica para realizar un examen histológico y descartar un cáncer de piel.

En muchos casos, la piel del rostro puede reconstruirse inmediatamente después de la extirpación de las lesiones cutáneas. En caso de sospecha de cáncer de piel, solemos preferir dejar abierto el campo de extirpación hasta que se haya completado el examen histológico final para asegurarnos de que la lesión era benigna o, en caso de cáncer de piel, se extirpó con un margen suficiente.

En estos casos, ofrecemos a los pacientes la reconstrucción del defecto cutáneo en una fase posterior. Para lesiones pequeñas que no requieren examen histológico, la cirugía LASER es una técnica atractiva, ya que minimiza las cicatrices y a menudo no necesita reconstrucción.

Para las lesiones de mayor tamaño o con sospecha clínica de cáncer solemos preferir la extirpación con bisturís eléctricos o no eléctricos. La reconstrucción tras una extirpación de este tipo es complicada y requiere un análisis experto para seleccionar la técnica reconstructiva más adecuada.

En ANDSURGEONS tenemos una amplia experiencia en la extirpación de lesiones cutáneas sospechosas y no sospechosas, y en la reconstrucción posterior del campo de extirpación.